Compartir:   Publicar en facebook  Publicar en twitter
 
Una de las zonas húmedas de gran interés naturalista situadas dentro de los límites del parque son las salinas de Addaia y Mongofra, hoy en desuso. Se trata de dos salinas del siglo XIX separadas por una estrecha franja de tierra por donde pasa actualmente la carretera que va a Mongofra Nou. A la izquierda de esta carretera, mirando en dirección al mar, están las salinas más antiguas, las de Addaia que son también las mayores, con una superficie de 16.000 m2, y a la derecha están las salinas de Mongofra, con una superficie de 2.800 m2. Las aguas de estas zonas húmedas, sobre todo las de las salinas de Addaia, tienen una elevada salinidad porque reciben importantes aportes de agua de mar que filtra a través de una restinga que las separa del puerto de Addaia. A pesar de su extensión, la profundidad de las aguas es muy pequeña, de pocas decenas de centímetros, y por este motivo esta zona húmeda se deseca completamente casi todos los veranos, cuando la evaporación supera los aportes de agua marina y no llega agua de lluvia.Salinas de Mongofra Una de las zonas húmedas de gran interés naturalista situadas dentro de los límites del parque son las salinas de Addaia y Mongofra, hoy en desuso. Se trata de dos salinas del siglo XIX separadas por una estrecha franja de tierra por donde pasa actualmente la carretera que va a Mongofra Nou. A la izquierda de esta carretera, mirando en dirección al mar, están las salinas más antiguas, las de Addaia que son también las mayores, con una superficie de 16.000 m2, y a la derecha están las salinas de Mongofra, con una superficie de 2.800 m2. Las aguas de estas zonas húmedas, sobre todo las de las salinas de Addaia, tienen una elevada salinidad porque reciben importantes aportes de agua de mar que filtra a través de una restinga que las separa del puerto de Addaia. A pesar de su extensión, la profundidad de las aguas es muy pequeña, de pocas decenas de centímetros, y por este motivo esta zona húmeda se deseca completamente casi todos los veranos, cuando la evaporación supera los aportes de agua marina y no llega agua de lluvia. Leer +
 

Salinas de Mongofra

Una de las zonas húmedas de gran interés naturalista situadas dentro de los límites del parque son las salinas de Addaia y Mongofra, hoy en desuso. Se trata de dos salinas del siglo XIX separadas por una estrecha franja de tierra por donde pasa actualmente la carretera que va a Mongofra Nou. A la izquierda de esta carretera, mirando en dirección al mar, están las salinas más antiguas, las de Addaia que son también las mayores, con una superficie de 16.000 m2, y a la derecha están las salinas de Mongofra, con una superficie de 2.800 m2. Las aguas de estas zonas húmedas, sobre todo las de las salinas de Addaia, tienen una elevada salinidad porque reciben importantes aportes de agua de mar que filtra a través de una restinga que las separa del puerto de Addaia. A pesar de su extensión, la profundidad de las aguas es muy pequeña, de pocas decenas de centímetros, y por este motivo esta zona húmeda se deseca completamente casi todos los veranos, cuando la evaporación supera los aportes de agua marina y no llega agua de lluvia.




 
fotofotofotofotofoto
 
 
EL TIEMPO EN MENORCA
VÍDEOS DE MENORCA
EL TIEMPO EN MENORCA
SIGUENOS EN