Fornells

Menorca regaló a los pescadores una bahía donde refugiarse de la tramontana en plena costa norte. Ese refugio se llama Fornells. Un encantador pueblo pescador que respira mediterraneidad entre sus callejuelas encaladas y su agradable paseo marítimo repleto de restaurantes. Será inevitable dejarse tentar por la degustación de la tradicional caldereta de langosta, pescada seguramente a unos pocos metros del puerto. La deliciosa bahía de Fornells forma parte de la reserva marina de Menorca. Para conocerla mejor, el pueblo ofrece también un sinfín de actividades deportivas, como el submarinismo, la vela o las rutas en kayak.




 
Imágenes relacionadas