Ciutadella

Ciutadella es una joya de piedra. La piedra que viste las señoriales fachadas de sus palacios. Las piedras que adoquinan las callejuelas dedicadas a los antiguos patrones de los gremios medievales. Las piedras donde se esculpieron las gárgolas de su catedral. Las piedras de Ciutadella cuentan una historia de nobles feudales, de tradicionalismo medieval, y hasta de piratas turcos, y aún así, la ciudad ha sabido reinventarse y engarzar entre todas estas piedras históricas, locales de diseño donde comprar, terracitas
donde sentarse en cualquiera de sus plazoletas y una variada oferta gastronómica en su recogido puerto.
Esa historia y costumbrismo que se respiran en Ciutadella se materializan cada 23 de junio en las emblemáticas Fiestas de Sant Joan. Sant Joan es hoy una cita ineludible para los menorquines y para miles de turistas que se entregan a esta fiesta cálida y vibrante, donde el caballo menorquín es el gran protagonista.




 
Imágenes relacionadas