Playas del Sur

Lugares paradisíacos, merecedores de una foto de postal, escenario de ensueño para las vacaciones más deseadas… Así son las calas y playas de la costa sur de Menorca: arena finísima y blanca, aguas turquesas y cristalinas, de una transparencia que impresiona y que nos permite observar el fondo marino como si de una fotografía se tratase. Los arenales del sur de la isla se convierten en un deleite para los sentidos. Para la vista, el azul intenso del cielo de verano se funde con el del Mediterráneo más amable. Para el oído, el cri cri de las cigarras acaba por convertirse en una agradable melodía familiar, mientras que el olor de los pinos se confunde con el del salitre transportándonos a la auténtica esencia del verano mediterráneo.

Acantilados calcáreos, bellos barrancos, dunas y bosques mediterráneos envuelven estos entornos de gran valor natural.

Al abrigo del viento de tramontana, las playas de la costa sur se convierten en auténticas piscinas naturales de aguas cálidas, tranquilas y poco profundas que invitan a un baño interminable, dejándose mecer por el vaivén del Mediterráneo. Contemplar el atardecer desde estos arenales es otra de las experiencias que no se deben dejar pasar en una visita a Menorca.

Playas del Sur Playas del Norte