Menorca es Moda

Año tras año, los zapateros menorquines se enfrentan al reto de diseñar, producir y vender una nueva colección “Made in Menorca” con la que viajan por todo el mundo.

Un reto que ha permitido a las marcas más representativas de la Isla ocupar un espacio por méritos propios en las principales cabeceras de moda y “ponerse a los pies” de algunas de las celebrities más importantes del planeta.


Desde el zapato con tacón de aguja, para la mujer que quiere sentirse atractiva y fuerte, a la bailarina, el mocasín o el oxford para quien busca comodidad a la vez que un zapato chic y atemporal, pasando por las plataformas, deportivas o sandalias...La Isla es pequeña pero el espíritu creativo y emprendedor de los zapateros menorquines, muy grande.

El paisaje y la luz de Menorca son una inspiración para cualquier diseñador, también para los diseñadores de la Isla. Si a eso le sumas sus constantes viajes a las principales capitales de la moda, París, Milán, Londres o Nueva York, el resultado son colecciones con personalidad propia.

La tradición zapatera de la Isla se remonta a s. XVIII. El mundo ha cambiado mucho desde entonces pero gran parte del proceso productivo sigue siendo aún hoy casi totalmente artesanal y transmitiéndose de generación en generación. Detrás de cada zapato “Made in Menorca” hay mucho oficio, y eso se nota en el producto final.

Todos los fabricantes menorquines que exportan al mundo entero están triunfando, entre otras cosas, porque venden calidad. Detrás de cada par de zapatos “Made in Menorca” se esconde un largo y duro proceso productivo en el que se ha prestado atención al más mínimo detalle.

 
Imágenes relacionadas
         

Enlaces relacionados
Folleto "Made in Menorca"