Un patrimonio forjado por la fe

Un santuario en el punto más alto de la isla, una catedral construida sobre los restos de una antigua mezquita, basílicas paleocristianas... El patrimonio religioso de Menorca nos habla de las diferentes culturas y religiones que han formado parte de la apasionante historia de Menorca.   
 
La fe cristiana se expandió con rapidez por la isla, dejando un valioso legado arqueológico en forma de basílicas fechadas en los siglos V y VI. Menorca pasó luego a formar parte del mundo musulmán tras su incorporación al emirato de Córdoba en el s. X, una etapa de la que apenas se conservan restos visibles y que perduró hasta la conquista de Alfonso III en 1287.

 

Ermitas, iglesias y conventos, algunos de ellos reconvertidos en museos, conforman una ruta religiosa de gran valor que se puede recorrer durante todo el año.  

 

Horario de misas