Un destino que trabaja para la accesibilidad

Menorca aspira a convertirse en un destino accesible para todas y todos. Desde la Fundación Fomento del Turismo, en colaboración con el Consell Insular y la Fundación para Personas con Discapacidad, se trabaja en un plan de acción que convierta a Menorca en un destino inclusivo para las personas con diversidad funcional. 

 

El objetivo es garantizar el derecho al ocio y al turismo de todas las personas. Esta apuesta por el turismo accesible abarca desde todo el proceso de reserva y planificación de un viaje, hasta los desplazamientos, las actividades complementarias, la adaptación de infraestructuras o la formación adecuada de los profesionales del sector para atender a este colectivo. En la actualidad, existen una decena de playas y una importante oferta en deportes de naturaleza adaptados a las personas con discapacidad.

 

Playas adaptadas