Menorca, un retiro de bienestar

El otoño es una buena estación para reconectar cuerpo y mente, descansar y liberarse del estrés de la rutina diaria. En temporada baja, Menorca se ofrece como el entorno perfecto para un retiro de bienestar y relax: su característica calma, su clima suave y la dieta mediterránea forman un ambiente ideal para mimarse y cuidarse. El lugar y el momento perfectos para recuperar la armonía. 

 

Y es que las vacaciones ya no se entienden solamente como un viaje para hacer turismo y conocer lugares nuevos, sino también como la oportunidad perfecta para reconectar con uno mismo y llenarse de energía positiva. No es de extrañar que los spas y centros de wellness se hayan hecho un hueco en los últimos años en pequeños y grandes hoteles de la isla. 

 

Dotados con profesionales del bienestar y tecnología de última generación, algunos establecimientos disponen de auténticos circuitos termales en los que ofrecer al viajero un retiro de sensaciones únicas. Las opciones son variadas: relajarse en una piscina termal o un jacuzzi, recibir masajes corporales o faciales, purificar el cuerpo en un hammam o recibir tratamientos de belleza son algunas de las experiencias de salud y bienestar que ofrece la isla de Menorca. Tratamientos a medida, realizados en muchos casos con productos ecológicos, ayudan al viajero a recuperar la paz interior en un entorno único. 

 

Una sesión de yoga o meditación en un espacio íntimo, o contemplando el amanecer de Menorca, será el colofón perfecto para alcanzar la paz mental. A lo largo del año se organizan en la isla retiros de estas y otras disciplinas relacionadas con el bienestar físico y mental, generalmente en espacios naturales alejados del bullicio de las zonas turísticas. 

Una extensa gama de productos, servicios y experiencias ligadas a la propia naturaleza de Menorca, donde el bienestar es un auténtico estilo de vida.