Un paseo por los mercados de noche

Uno de los placeres favoritos de turistas y residentes, sin ninguna duda, es disfrutar de un paseo por los mercados de noche de Menorca. Las calles de sus pueblos se llenan en verano con los colores de los puestos más diversos, en un torbellino que deleitará sus sentidos. Guirnaldas de luces guiarán sus pasos mientras la brisa veraniega le trae aromas deliciosos y fragancias refrescantes, con la música en directo envolviéndole en una atmósfera mágica y festiva que deseará repetir sin dudarlo.

 

Durante el verano, cada pueblo de la isla ofrece su mercado nocturno en un día distinto, ya sea en sus calles más céntricas o cerca del mar en aquellos pueblos que disfrutan de tener puerto. Mercados refrescantes que permiten recorrer Menorca y sus calles de una forma diferente, como una deliciosa feria ambulante de música y artesanía que llena sus noches de cultura y creatividad. 

 

Son los lugares ideales para encontrar la mejor artesanía de los artistas locales, detalles perfectos para regalar a seres queridos o regalarse a uno mismo. Recorriéndolos podemos encontrar artículos de madera, como bonitas cajas talladas o piezas típicas de la artesanía menorquina, como taburetes de llatra (enea); artículos de cuero, como las famosas avarcas menorquinas, algunas de ellas incluso pintadas a mano; o joyas artesanales y únicas que solo se encuentran disponibles en las paradas de sus mismos creadores. En algunas ocasiones incluso puede encontrarse al artista trabajando en sus obras en el mismo mercado.

 

Pero los mercados de noche son también perfectos para disfrutar de los manjares típicos de la isla, como los rubiols o las formatjades que ofrecen las paradas de productos gastronómicos, o adquirir los productos de la tierra, como el queso y la sobrasada, para una visita mucho más ligada a las raíces menorquinas. Además, sentarse en una de las muchas terrazas para disfrutar de unas tapas o de un delicioso plato típico en uno de los bares o restaurantes puede ser una buena forma de hacer un alto en el recorrido.
Disfrutar de los mercados de noche en Menorca es una cita ineludible para cualquier visitante, una oportunidad perfecta para descubrir los pueblos de forma diferentes y encontrar aquel detalle que hará que su viaje sea inolvidable.