De la tierra a tus manos

La gastronomía y la tierra de Menorca se funden para ofrecer uno de los atractivos más recomendables de la isla: los mercados agroalimentarios. Son el lugar perfecto para conocer las tradiciones gastronómicas y agrícolas de la isla en un marco incomparable, en el que tienes la oportunidad de comprar productos artesanales y comida típica de Menorca de una forma bonita y divertida.

 

Cada pueblo de la isla tiene uno o varios días señalados en los que estos mercados se plantan en medio de sus calles y plazas y las llenan de colores, olores y alegría. Mientras paseas entre sus paradas, podrás observar la gran variedad de productos agroalimentarios que ofrece Menorca, como el queso, la sobrasada y el botifarró, los caracoles, las setas, las verduras y frutas, los huevos, los dulces, el pan y las mermeladas, y demás productos autóctonos, como esparto y avarcas, libros de autores locales y jabones artesanos, entre otros.

 

Algunos de estos mercados agroalimentarios están abiertos todo el año, como el mercado del Claustre del Carme, en Maó, situado en un precioso edificio histórico que mira al puerto desde sus terrazas. Este mercado tradicional, con paradas variadas de productos frescos de origen menorquín, cuenta además con una plaza interior en la que se realizan actividades y conciertos durante todo el año, convirtiéndose en un centro cultural dónde acercarse para disfrutar del ambiente festivo. 
En cambio, otros se celebran en fechas puntuales, como la Fira D’artesania i Alimentació de Sant Antoni, en Ciutadella, en la que se pueden encontrar delicias gastronómicas típicas de la festividad del patrón de Menorca, como dátiles y naranjas, además de artesanía y otros productos tradicionales.

 

Los mercados agrícolas y de tradición del campo de Menorca son lugares verdaderamente interesantes en los que es posible comprar verduras frescas de la isla y manjares como quesos y sobrasadas, directamente de las manos que las han cultivado: los productores locales. Productos Km. 0 con valor añadido para disfrutarlos y saborear cada excelente bocado.