Faro de Sa Farola, la bienvenida a Ciutadella

La luz de entrada al puerto natural de Ciutadella es el segundo punto que dirige sus destellos hacia la vecina isla de Mallorca. Sin embargo, el motivo de su construcción, en 1861, fue el de anunciar la cercanía del cobijo para las embarcaciones que llegaban por el canal de Menorca. Su nombre, “Sa Farola”, da una idea de esta función práctica de alumbramiento, más que de aviso de costa cercana. A pesar de que, con sus 13 metros de torre, llega a cubrir hasta 14 millas náuticas.

 

El pequeño faro, que se asienta en la punta norte de la bocana del puerto de Ciutadella, fue pionero en Menorca con su cambio a sistema eléctrico en 1918. La exposición a los temporales de poniente obligaron, con los años, a reforzar la estructura del edificio, pues el agua llega fácilmente hasta las instalaciones.