Faro de la Illa de l'Aire

Si por definición, un faro ya lleva implícito un halo de soledad, un faro en un islote puede llegar a ser uno de los lugares más solitarios que existen. Es el caso de la torre de Punta Prima, ubicada sobre la Illa de l’Aire, un pedazo de tierra muy cercano al municipio de Sant Lluís en el extremo sureste de Menorca. El faro de Punta Prima tiene el valioso título de haber sido, durante mucho tiempo, el más alto de Baleares, con sus 38 metros verticales. Que lo convierten, de hecho, en el más alto de Menorca en la actualidad.

 

Fue construido entre 1857 y 1860 e ilumina parte de la costa más oriental de Menorca. El idílico entorno de la Illa de l’Aire es la única compañía del faro de Punta Prima, cuyo nombre bebe de la urbanización que queda delante del islote, y es la zona habitada más próxima desde la que llegar al faro.