Faro de Cavalleria, el destello más septentrional

La impresión que puede dar desde la llegada por tierra, no hace justicia a la imponencia del faro de Cavalleria. Si bien el edificio en sí podría considerarse modesto, asomarse a los casi 100 metros de altura del acantilado que lo alza, da una idea de la amenaza que la costa norte de Menorca llegó a ser para centenares de embarcaciones. De hecho, se documentaron más de 700 naufragios en las inmediaciones de Cavalleria, terreno caprichoso donde los haya, capaz de subir desde el nivel del mar hasta casi el centenar de metros en pocas millas. 

 

El faro de Cavalleria, de 15 metros de altura, se inauguró en 1857. Hoy en día, la planta baja de la atalaya alberga un centro de interpretación ligado a materias náuticas y medioambientales. En las inmediaciones, destacan el resguardado puerto de Sa Nitja, muy utilizado en la época romana, como documentan los restos hallados en el fondo de la rada.