Fornells, el sueño del marinero

A pocos kilómetros de Es Mercadal, la bahía de Fornells se abre paso entre la ondulante y escarpada costa norte de la isla. En el margen oeste de la ensenada, un pequeño pueblo de paredes blancas y calles estrechas descansa orgulloso sobre una tradición pesquera que lo convierte en una de las paradas obligatorias para cualquier buen comensal. 

 

Fornells segrega su personalidad en dos ámbitos tan distintos como el de la gastronomía y el deporte. Pero bajo un denominador común representado en esa gran bahía que sirve de guarida de temporales en la zona más azotada por el viento de Menorca, la costa norte. 

 

Si bien la tradición pesquera y su conversión en gastronomía, representada en la famosa caldereta de langosta, resuenan fuerte en el paseo marítimo, en los últimos años se entremezclan con tablas de windsurf. O cualquier otro aparejo capaz de brindar una experiencia deportiva sobre el agua de una de las zonas marítimas mejor conservadas de la isla.

 

Video Folleto informativo