Es Castell, la herencia inglesa

Hasta su nombre original exuda el halo británico que le ha caracterizado desde su fundación. Es Castell, o Georgetown, como fue bautizado en 1771 por las militancias del ejército inglés que en aquel momento ocuparon el lugar, es la población donde la herencia británica de la dominación inglesa es más latente. Especialmente en el tono rojizo de las paredes de muchos de los edificios de la localidad, a remembranza del color de la piedra con la que construían en su tierra natal. La elección de la ubicación de Georgetown no fue fruto de la casualidad. Su posición estratégica en la bocana del mayor puerto natural del Mediterráneo fue clave para el asentamiento y defensa del territorio.

 

Hoy en día, Es Castell conserva buena parte de sus características inglesas, pero da mucho más protagonismo a sus pequeñas calas que dan al puerto. Centro neurálgico de las noches de verano y estampa de ensueño para cualquier visitante.