Menorca sobre dos ruedas

Prepara el maillot, porque ya sea por carretera o a través de caminos y piedras, descubrir Menorca en bicicleta es una experiencia estimulante para los sentidos. La variedad del terreno de la isla, que incluye llanuras en carretera, barrancos, estrechos pasos en acantilados y desniveles tanto sobre roca como sobre cemento, convierten la experiencia en toda una aventura.

 

Pero, ¿por dónde empezar? Además de las vías principales de carretera, Menorca cuenta con una buena red de rutas cicloturísticas que se condensan en 21 recorridos que discurren entre paisajes naturales de todo tipo: pinares mediterráneos, barrancos húmedos, playas y zonas llanas. Todos ellos marcados en estas 21 rutas pensadas para los amantes de las dos ruedas.

 

Sin embargo, puede que el recorrido más estimulante sea el Camí de Cavalls. Ya sea por los senderos de costa o los que la bordean más hacia el interior, el sendero por excelencia de la isla es el mejor entorno para conocer Menorca sobre una bicicleta.

 

Rutas cicloturísticas