La tabla de moda para disfrutar de Menorca

Como ir en kayak, pero de pie. Como volar sobre el agua, mientras llenas de aire marino los pulmones. El stand-up-paddle gana adeptos verano tras verano por ser una actividad apta para todos los públicos. Y que además puede realizarse en grupo.

 

Los requisitos para practicar stand-up-paddle son pocos: estar mínimamente en forma y tener muchas ganas de disfrutar del mar desde una perspectiva distinta a la que dan las embarcaciones convencionales. Un remo y una tabla son los compañeros de viaje, que se realiza preferiblemente en días con el mar completamente en calma.

 

La proliferación de entusiastas de este deporte ha hecho que muchas de las empresas y escuelas de surf hayan optado por incluir en su catálogo de actividades el stand-up-paddle. Así que lo difícil será, en realidad, elegir la zona de la costa menorquina que quieres descubrir.