Menorca a pie

La extensión de terreno que ocupa Menorca sobre el mar podría considerarse pequeña. Apenas 700 kilómetros cuadrados. En los que, sin embargo, se encuentran diversidad de paisajes, ambientes y terrenos. Y la gran mayoría, pueden explorarse a pie. Lo único que se necesita es un buen par de botas de montaña -por lo abrupto del terreno- y una buena guía.

 

La ruta de senderismo por excelencia es el Camí de Cavalls. Las distintas etapas marcadas según dificultad y tiempo de recorrido son de gran ayuda para planificar excursiones en función de los gustos.  

 

El Camí de Cavalls se complementa con una red de caminos y senderos rurales públicos en los que se destapa la diversidad paisajística y medioambiental de la isla. Desde los senderos marcados en barrancos como Algendar o Binigaus; hasta los caminos de interior, en los que además del paisaje, podrás descubrir lugares emblemáticos de la historia de Menorca, como monumentos talayóticos, canteras o elementos etnológicos.