Una isla llena de pájaros

Reserva de Biosfera, Starlight, reserva marina…pero, ¿sabías que Menorca es también un santuario de aves? Amantes de la ornitología de todas partes del mundo viajan hasta la isla para observar la gran cantidad de alados que conviven en armonía con el entorno protegido de Menorca. De hecho, la protección y conservación del terreno es una de las claves que ha propiciado la proliferación de especies.

 

Desde rapaces hasta flamencos, pasando por una gran cantidad de aves migratorias que tienen en Menorca su base de descanso entre el continente europeo y el africano. Las épocas de migración son el momento idóneo para coger unos prismáticos y una cámara y captar momentos dignos del mejor reportaje de fauna silvestre.

 

Los barrancos, abundantes en el sur de la isla, y las zonas húmedas, como s’Albufera des Grau, son los refugios preferidos de las más de 200 especies que podrás observar en un entorno totalmente natural.

 

Rutas para la observacion de aves