Vacaciones accesibles en Menorca

La isla de la calma es el lugar perfecto para todo tipo de turistas. La oferta de turismo accesible en Menorca ofrece a los visitantes de movilidad reducida la posibilidad de disfrutar de unas vacaciones adaptadas a sus necesidades. 

 

Entre las múltiples opciones disponibles, la isla cuenta con algunas playas adaptadas para personas con diversidad funcional. Estas ofrecen diferentes servicios, como plazas de parking reservadas, sillas y muletas anfibias, vestuarios y baños adaptados, pasarelas para facilitar el acceso a la arena y personal preparado para ofrecer apoyo al baño, permitiendo disfrutar de las aguas turquesas de Menorca a todas las personas que visiten la isla.

 

Entre estas playas se encuentran:

  • Sa Platja Gran (Ciutadella)
  • Santandria (Ciutadella)
  • Cala Galdana (Ferreries)
  • Arenal den Castell (Es Mercadal)
  • Santo Tomás (Es Migjorn Gran)
  • Son Bou (Alaior) 
  • Cala en Porter (Alaior)
  • Punta Prima (Sant Lluís) 
  • Binibéquer (Sant Lluís)

 

Además, la playa situada en el Parque Natural de s’Albufera también es accesible para personas con movilidad reducida, además de situarse en el punto clave de la Reserva de Biosfera. El espacio natural protegido del Parque abarca una gran diversidad de ambientes: zonas húmedas, terrenos agrícolas y ganaderos, bosques, un litoral con acantilados y playas, islotes y zona marina. Las personas con discapacidad podrán realizar los itinerarios del Parque con una silla adaptada de préstamo gratuito, la cual debe solicitarse con antelación. 

 

Pero además de las playas, los visitantes con movilidad reducida pueden practicar otros deportes que les permitirán disfrutar del mar sin barreras de ningún tipo, como por ejemplo la vela accesible, el submarinismo con acompañamiento y apoyo en itinerarios estandarizados de buceo, la navegación en kayaks accesibles o las excursiones en barcas adaptadas. 

 

También la cultura cuenta con opciones accesibles, como el Museu de Menorca, situado en Mahón, que permite adentrarse en la historia de Menorca gracias a su exposición de piezas únicas de arqueología, arte y cultura que la misma institución restaura y conserva. El museo es accesible para las personas con diversidad funcional, que podrán desplazarse por las salas de exposición con total comodidad y visitar las distintas plantas mediante los ascensores y las plataformas remontadoras de escaleras.

 

Todas las personas, sin exclusión, se merecen poder disfrutar de unas vacaciones en Menorca, tanto las personas con movilidad reducida como sus familiares y acompañantes. Unas vacaciones cómodas, seguras y plenas que les dejaran recuerdos imborrables.