Decálogo del buen turista

Visitar Menorca es una experiencia que vale la pena disfrutar, si es posible más de una vez en la vida. Por eso, tenemos un decálogo de recomendaciones para ser un buen turista para ser conscientes de que nuestras acciones pueden tener consecuencias en el entorno y cómo podemos minimizarlas.

 

1. Sé responsable
La primera norma es tan simple que a veces se nos olvida: debemos ser responsables de lo que hacemos, de lo que dejamos atrás, de nuestro propio impacto. Intentemos reducirlo y borrar nuestro rastro una vez hayamos abandonado el lugar que estamos visitando, siendo solo observadores, invisibles para el entorno.

 

2. Respeta el medio ambiente
La flora y la fauna de Menorca son especialmente frágiles y además se encuentran en el marco protegido de la Reserva de Biosfera. Su biodiversidad forma parte de la belleza de Menorca, ayudemos a preservarla. Además, siempre que puedas elige recorridos con caminos y senderos existentes y evita pisar zonas sensibles, como las dunas de las playas.

 

3. Valora y cuida el patrimonio cultural
Respeta el patrimonio cultural, las tradiciones y la gastronomía de Menorca. Descubre, observa y comparte todo lo que la isla te ofrece, con una visión amable y valorando su cultura.

 

4. Enamórate del producto local
Ayuda a la economía de la isla comprando tus recuerdos en tiendas pequeñas y apostando por el producto local. Regala Menorca a través de sus creaciones, saborea sus productos típicos, disfruta de sus tradiciones.

 

5. No te lleves recuerdos de entornos naturales o culturales
La arena, los macs (cantos rodados), las estalactitas, las piedras… forman parte de Menorca y así deben seguir. Llevarnos a casa este tipo de elementos para coleccionarlos o utilizarlos como decoración produce importantes consecuencias. Dejemos todos los elementos en su sitio para que puedan seguir formando parte de Menorca.

 

6. Evita dañar el entorno
Existe la creencia que darse “baños de arcilla” en las playas supone algún beneficio para su piel, pero la realidad es que no es así y además suponen un gran problema para las rocas y el entorno. 
Otra moda muy perjudicial para el medio natural son los montones de piedras que se pueden ver en algunos lugares idílicos de Menorca. Esta práctica provoca la erosión del suelo, desprotegiéndolo y acelerando su desaparición. 
 

7. No es más limpio el que más limpia…
… si no el que menos ensucia. Reduce al máximo los residuos que generas y no ensucies ni arrojes basura al suelo, a la calle y mucho menos en las playas o en el mar. En tus excursiones a sitios naturales procura llevar siempre una bolsa para recoger los desperdicios y deposítala en los contenedores y papeleras que encontrarás muy cerca.

 

8. Si eres fumador, utiliza el cenicero
Si tienes el hábito de fumar, nunca tires tus colillas al suelo: con el viento pueden volar muchos metros, incluso kilómetros, y acabar en el mar. Si estás en alguna población, asegúrate de apagar el cigarrillo y tirarlo en una papelera, y para tus excursiones, consigue un cenicero portátil. Puedes encontrarlos en las tiendas y administraciones locales, como en los ayuntamientos o el Consell Insular.

 

9. Infórmate
Obtén toda la información posible sobre los lugares que deseas visitar, para evitar sorpresas al llegar hasta ellos (carreteras complicadas, aparcamiento, distancias…). Ten en cuenta también cuales son los recursos naturales más escasos en Menorca, como por ejemplo el agua. No la desperdicies y utilízala con moderación.

 

10. Disfruta
Este es el consejo más importante: has venido a disfrutar. Evita quejarte de todo para que tu viaje no se arruine. Relájate y déjate llevar por la tranquilidad de la isla. 

 

Seguir este decálogo es muy sencillo. Ayudar a proteger Menorca y que conserve su estado como paraíso natural y Reserva de Biosfera es una tarea que podemos hacer entre todos. ¿Nos ayudas para que Menorca siga siendo bella?