Usos y recomendaciones de Camí de Cavalls

Para los amantes del turismo activo, de las rutas a pie, de los trazados en bicicleta o de los paseos a caballo. Para todos ellos existe en Menorca un lugar donde encontrarse con su afición: Camí de Cavalls.

Un total de 185 kilómetros que recorren completamente el litoral de la isla, un recurso natural incomparable y una manera única de descubrirla. Paisajes sobre el mar que dibujan un escenario lleno de contrastes y que hoy es una realidad gracias a las labores de recuperación que fueron iniciadas en el año 2000.

Revisar los pasos de la historia de Menorca y de sus esfuerzos en defensa es posible a través de un Camí de Cavalls habilitado y señalizado, con diferentes itinerarios adaptados a todas las necesidades que se puedan demandar en función de la dificultad o el tiempo de recorrido. Hay tramos de interés ornitológico, otros perfectamente adaptados al cicloturismo o para ser avanzados a caballo; los hay que pasan por calas casi secretas, por reservas naturales, por postales de alcaparros y rocas desnudas. Faros, barrancos, valles.

El acceso es público y gratuito, y sus rutas se pueden recorrer libremente. Si bien hay empresas que ofrecen servicios de rutas autoguiadas o en compañía de guías titulados, organizadas por etapas con todas comodidades y asistencias que se puedan demandar, tanto en modalidad de senderismo como trial running o BTT.

Sin duda, tener la posibilidad de bordear la isla a pie íntegramente, abre nuevas posibilidades de disfrute mucho más allá de las playas para una isla como Menorca. Así como nuevos marcos para la práctica deportiva, que se traducen en carreras, aventuras y desafíos pensados para los más intrépidos.




 
Imágenes relacionadas